miércoles, 18 de enero de 2017

Divisoria de aguas


En la víspera de la fiesta de la Epifanía del Señor, el Pontificio Consejo para la Unión de los Cristianos, emitió un documento acerca de las nuevas relaciones entre católicos y luteranos. Allí nos enteramos que “Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de Lutero para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un «testigo del evangelio»”.
Los disparates que venimos escuchando últimamente nos anestesian. Prestemos atención: la Santa Sede, o el mismo Papa, porque sus dicasterios tienen poder vicario, nos dicen que Lutero fue un testigo del Evangelio, es decir, un santo, porque justamente la santidad consiste en ser testigos de Cristo en la heroicidad de las virtudes. 
Más allá de que al Papa Francisco no le guste responder por sí o por no, o que prefiera los tonos pastel a los definitivos blanco o negro, lo cierto es que el principio de no contradicción sigue vigente. Y por tanto, siguiendo los pasos de los cardenales, yo planteo las siguientes dubia:
  1. Si, de acuerdo al Papa Francisco, Martín Lutero fue un testigo del Evangelio, ¿puede afirmarse entonces que el Papa León X, que lo condenó el 3 de enero de 1521 con su bula Decet Romanum Pontificem, estaba equivocado?
  2. Si, de acuerdo al Papa Francisco, Martín Lutero fue un testigo del Evangelio y, como dice el Señor, por sus frutos se conoce el árbol, ¿puede afirmarse entonces que la doctrina escrita y enseñada por Lutero es fiel reflejo de su testimonio evangélico?
  3. Si, de acuerdo al Papa Francisco, Martín Lutero fue un testigo del Evangelio y habiendo iniciado él mismo un movimiento conocido como Reforma ¿puede afirmarse entonces que los católicos que se opusieron y combatieron a ese movimiento estaban errados, combatiendo a una persona y a una doctrina que daban testimonio de Nuestro Señor?
  4. Si, de acuerdo al Papa Francisco, Martín Lutero fue un testigo del Evangelio, ¿puede afirmarse entonces que San Pedro Canisio, doctor de la Iglesia, gastó su vida en vano en la predicación de la verdad contra los seguidores de Lutero?
Por cierto que podría agregar varias dudas más pero no creo tener mejor suerte que los cardenales: el Papa Francisco no las va a responder.
El documento en el que aparece esta asombrosa afirmación fue escrito como preparación para la Semana de oración por la unidad de los cristianos que se inicia hoy. Según varios sitios especializados es probable que, al finalizar la misma, el Papa Francisco permita que católicos y luteranos puedan “compartir la Eucaristía” en ciertas ocasiones, es decir, que los luteranos puedan recibir la comunión en iglesias católicas, y viceversa y que, incluso, los ministros del culto de ambas confesiones puedan “concelebrar” la eucaristía. En este sentido se expresó hace poco tiempo el cardenal Kasper y la iglesia luterana de Suecia afirma en su página web que el deseo más grande que tienen es que la eucaristía puede ser celebrada oficialmente por católicos y luteranos. Por otro lado, esté sacrilegio ya se practica habitualmente en varios países pero los obispos desean que sea permitido oficialmente, según han declarado recientemente. Y relato al respecto un caso personal: el sábado pasado tuve oportunidad de hablar con un anglicano devoto y practicante de su religión. Me comentó que mientras vivía en Basilea (seis años), concurría todos los domingos a la misa católica en la iglesia de los jesuitas quienes le permitían comulgar. En definitiva, es una práctica que desde hace años está vigente al menos en los países de influencia alemana.
Ya sabemos lo que Bergoglio opina al respecto: el 20 de noviembre de 2015, en una celebración con protestantes realizada en Roma, el Papa le respondió públicamente a una mujer que le había preguntado si, siendo ella luterana, podía recibir la comunión. Aquí pueden ver el video con la respuesta que es realmente escandalosa. Las palabras pontificias fueron: “Háblelo con el Señor y siga adelante”, es decir, "Puede comulgar si su conciencia se lo permite".  
Si esta declaración finalmente se hiciera, se estaría marcando en la Iglesia un punto de inflexión mucho más grave, a mi entender, que lo ocurrido con la Amoris laetitia
Hagamos un poco de historia. El proceso de conversión del John Henry Newman fue largo y serenamente meditado. Durante varios años, él se inclinó por lo que llamaba vía media, y consistía en ubicar a la iglesia anglicana en medio de la opción católica y protestante o, dicho de otra manera, en afirmar que la iglesia de Inglaterra era una parte de la Iglesia católica, que poseía usos particulares pero que comulgaba en la misma fe. Esta ilusión de Newman se evaporó súbitamente cuando la jerarquía anglicana aprobó el obispado anglicano de Jerusalén. Consistió en la instalación de un obispo de esa confesión en la Ciudad Santa, con jurisdicción no solamente sobre los fieles anglicanos sino también sobre los luteranos y demás protestantes, celebrando los sacramentos en forma conjunta. Esta decisión convenció a Newman que la iglesia anglicana era, en el fondo, una iglesia protestante y apuró sus pasos hacia Roma: poco tiempo después se convertiría.
Veamos otro caso. Ya hicimos referencia aquí a la reunión de Kikuyo. Se trató de una suerte de congreso realizado en África en la década del ’30 por dos diócesis anglicanas que culminó con una celebración litúrgica de la que participaron obispos y sacerdotes anglicanos y ministros de otras confesiones protestantes. Este hecho fue decisivo para la conversión de Mons. Ronald Knox a la fe católica. Para él quedaba claro que la iglesia anglicana era una iglesia protestante más. 
Notemos que en ambos casos, la comunicatio in sacris o, más concretamente, la comunión del sacramento de la eucaristía con miembros de otras confesiones religiosas, fue la divisoria de aguas. “Hasta aquí llegamos”, dijeron los dos ilustres ingleses, y dejaron la iglesia anglicana. 
Lo que está en juego es, nada menos, que el concepto de gracia, de presencia real de Nuestro Señor en la eucaristía, de ortodoxia y herejía, de sacramento y, si se llegara a permitir una suerte de “concelebración” de la misa, de la mismísima sucesión apostólica. Es decir, está en juego la fe y la verdadera religión.
Si la Iglesia permite que en casos de necesidad, los católicos puedan recibir la eucaristía en una iglesia ortodoxa, lo hace porque estas iglesias conservan la sucesión apostólica y la fe católica. No es el caso de las iglesias protestantes, que perdieron la sucesión apostólica, que no admiten el sacramento del orden, que no creen en la presencia real y unas cuantas herejías más.
Yo no soy teólogo y puedo equivocarme. Pero me da la impresión que si el Papa Francisco hiciera una declaración de este tipo, sería quizás el acto más grave de todo su pontificado y marcaría, o debería marcar, un punto de inflexión para los católicos. Estaría, de hecho, cruzando una línea que exigiría definiciones, como ocurrió con Newman y Knox. 
Habría, claro, una diferencia: ellos dejaron la iglesia de Inglaterra y entraron en la Iglesia católica. Nosotros, los católicos, no deberíamos dejar nada ni entrar en ninguna parte porque, de hecho, ya estamos dentro. En tal caso, quien dejaría la Iglesia católica sería el mismísimo Papa Francisco. 

38 comentarios:

Anónimo dijo...

Anónimo jo jo jo jo jo jo .... dijo...
https://in-exspectatione.blogspot.com.ar/2017/01/la-expulsion-del-padre-jorge.html

Sacan a relucir el testimonio de un entrenador de fútbol, Alfio "Coco" Basile, que cuenta la ocasión en que echó a un ignoto cura del vestuario de San Lorenzo de Almagro momentos antes del inicio de un partido en el que debutaba al frente del equipo, hacia 1998. El meterete, según le fue entonces explicado al flamante entrenador, solía venir a conversar con los jugadores antes del inicio de cada partido como para darles ánimo, lo que no obstó para éstos perdieran un partido tras otro hasta la contratación de Basile, quien no vaciló en su juicio sobre el clericalismo (con el resultado de la ulterior remontada deportiva). Fortuitamente y al cabo de unos años vino a conocer la identidad de aquel intruso.

Anónimo dijo...

El padre Jorge hace tiempo, muuuucho tiempo, allá por el pleistoceno e incluso antes de vestir de blanco, cruzó no sólo una línea, sino varias. Líneas de diferentes colores, tamaños, olores, grosor. Su tenebroso apostolado, culmen del misereriabilismo, básicamente se caracteriza por esta acción. Cruzar más y más línea hasta el despeñadero final. Porque, ésto, él lo sabe, no?. A saber, que cruzar las líneas maestras que marca Nuestro Señor esta penado gravemente con penas y castigos difíciles de evitar.


El kiku

Anónimo dijo...

En Daniel 9, 27, se dice que al fin de los tiempos se va a suspender el Sacrifio Perpetuo. No parece que estemos tan lejos, no?

Alfonso Jesús Vivar

Anónimo dijo...

Unir sin confundir, distinguir sin separar, decía un profesor mío de la pontificia.
Los anglicanos high church junto a los anglo-católicos sí creen en la Presencia Real en la Eucaristía --más allá de que la haya o no objetivamente. Lo mismo los luteranos hochkirche, como ya expliqué alguna vez. Incluso hay grupos que usan el mismísimo Missale Romanum.
No se meta a todos dentro de la misma bolsa. Respecto de la sucesión apostólica, el tema es más complejo si tenemos en cuenta que en el s. XX la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia Episcopal de EE.UU. y algunas Iglesias evangélicas luteranas han invitado a participar de sus consagraciones episcopales a obispos veterocatólicos cuyas ordenaciones sí están reconocidas por la Santa Sede.
Así que yo no me apuraría tanto a zanjar el tema. Un indicio elocuente, sin embargo, es que los sacerdotes anglicanos convertidos y estructurados en los Ordinariatos han sido "re-ordenados".

Alberto Althaus dijo...

Estoy persuadido, como diría Newman, que casi todos los dichos y acciones erróneas de Bergoglio y del CVII tienen como origen una decisión en favorecer, a toda costa y de manera casi exclusiva, el ecumenismo, lo que significa modificar la Iglesia católica sobre la base de las otras religiones, como si fuera el ecumenismo una guía segura para reformar la fe y la Iglesia. Esto se desprende también de libros como "El Rin desemboca en el Tiber" de Ralph Wiltgen y todo ésto tiene como origen la necesidad que tiene la Iglesia de los grandes fondos que vienen de Alemania del impuesto que se paga por pertenecer a la religión católica. Es la Alemania protestante la que impone, por el dinero, al agenda a la Iglesia Católica Apostólica y Romana, una apostasía de la fe para satisfacer necesidades económicas e ideológicas de diálogo progresista con otras religiones.

Anónimo dijo...

OTRO TERREMOTO EN ITALIA CON EL MISMO EPICENTRO QUE EL ANTERIOR
ECHENLO A PATADAS SINO NO VA A QUEDAR NADA!!!
PATADAENELTRASERO Y AL TIRRENO!!!

Anónimo dijo...

que significa esa chalina gay amarillo patito puesta en el cuellito del Lutero Rojo?

Carlo dijo...

Anónimo de las 11:42 - lo mismo me pregunto yo. El lugar donde se encuentra Lutero ahora no es exactamente conocido por ser frío, todo lo contrario.

Anónimo dijo...

Basta de hacerse los zonzos: esto no empezó con Francisco: en octubre de 1983, el papa Juan Pablo II escribió que "lo que ha salido a la luz de modo convincente es la profunda religiosidad de Lutero, que ardía de ansia abrasadora por el problema de la salvación eterna".

"Algunas peticiones de Lutero relativas a una reforma y a una renovación han hallado eco en los católicos desde diversos puntos de vista: así, cuando el Concilio Vaticano II habla de la necesidad de una reforma y de una renovación permanente", dijo también en aquella ocasión el pontífice polaco.

y al que pregunta si no estaremos cerca de la "supresión del Sacrificio" recordarle que la misa cainica es de 1967-1969.

Despiertense de una vez, la gran tribulación es desde aquellas fechas, Francisco no inventó nada

Raúl Benjamín dijo...

También Stalin o Mao, quitando las cosas negativas y polémicas de sus vidas, son testigos del evangelio, no es mentira, Jejejeje

Eck dijo...

Esto tiene solución muy sencilla: Que se envíe una edición con su traducción castellana al rabino Skorka y otros amigotes de Francisco de las obras de ese gran Testigo del Evangelio Neopadre de la Iglesia y profundo mistico que fue Martin Lutero: Vom Schem Hamphoras und vom Geschlecht Christi (Del Nombre Incognoscible y las generaciones de Cristo); Von den Juden und Ihren Lügen (Sobre los judíos y sus mentiras) y algunos sermones dedicados a tan amado pueblo por el sumo pontifice.
Meditemos estos parrafos que harán las delicias del papa Francisco y sus amigos de tenidas de Hanucá de tan grande testigo de Cristo y sumo ejemplar de cristiano ecumenico:
«Obramos mal al no quitarles la vida. En cambio, permitimos que vivan libremente entre nosotros, a pesar de que nos asesinan, nos maldicen, blasfeman y mienten contra nosotros y nos difaman»
«Debemos prender fuego a sus sinagogas o escuelas y enterrar y tapar con suciedad todo lo que no prendamos con fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza. También aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas. Porque en ellas persiguen los mismos fines que en sus sinagogas.
«Todos estos judíos son engendros de víboras, hijos del demonio, es decir, gente que nos concederá los mismos beneficios que su padre, el demonio, y han envenenado pozos, asesinado y secuestrado niños».
«Oí que un judío le envió a otro judío una vasija llena de sangre, junto con un tonel de vino, en el cual, una vez tomado éste, se hallaba un judío muerto. Hay más historias de este tipo. A causa del secuestro de niños con frecuencia han sido quemados en la hoguera o desterrados (como ya hemos oído). Tengo plena conciencia de que ellos niegan todo esto. Sin embargo, coincide plenamente con la apreciación de Cristo, que declara que son víboras venenosas, amargas, vengativas, engañosas, asesinos, hijos del demonio, que hieren y hacen el mal a hurtadillas, cuando no pueden hacerlo abiertamente».
Nota 1:No pongo los dicterios al papado y a los catolico, a Paco I le entrarían por un oido para salir por otro, sien que no lo aplaudiría con las orejas de burro; en cambio, si lee esto hará de Lutero un juicio cadavérico y una excomunión que dejaría chica a la del papa León.
Nota 2:Es de justicia decir que muchos católicos de doctrina ortodoxa en cierta manera entendían un poco a Lutero, a sus problemas espirituales y sus deseos iniciales de reforma antes de convertirse en hereje. Uno de ellos fue el P. Castellani mismamente.

Anónimo dijo...

Wanderer escribió: Habría, claro, una diferencia: ellos dejaron la iglesia de Inglaterra y entraron en la Iglesia católica. Nosotros, los católicos, no deberíamos dejar nada ni entrar en ninguna parte porque, de hecho, ya estamos dentro. En tal caso, quien dejaría la Iglesia católica sería el mismísimo Papa Francisco.

La separación visible se dará cuando se vuelva a CREER que es el tener fe católica, entonces se dejará de reconocer como católicos, a los herejes y apostatas: Francisco, Schönborn, Kasper, etc.

Santo Tomás de Aquino: «Todo pecado consiste en la aversión a Dios. Y tanto mayor será un pecado cuanto más separa al hombre de Dios. Ahora bien, la infidelidad es lo que más aleja de Dios… Por tanto, consta claramente que el pecado de infidelidad es el mayor de cuantos pervierten la vida moral» (ib. 10,3). Y la apostasía es la forma extrema y absoluta de la infidelidad (ib. 12, 1 ad3m).
«La infidelidad como pecado nace de la soberbia, por la que el hombre NO SOMETE SU ENTENDIMIENTO a las reglas de la fe y a las enseñanzas de los Padres» (STh II-II,10, 1 ad3m).

«El objeto formal de la fe es la verdad primera revelada en la Sagrada Escritura y en la doctrina de la Iglesia. Por eso, quien no se conforma ni se adhiere, como a regla infalible y divina, a la doctrina de la Iglesia, que procede de la verdad primera, manifestada en la Sagrada Escritura, no posee el hábito de la fe, sino que las cosas de fe las retiene por otro medio diferente»

«Es evidente que quien presta su adhesión a la doctrina de la Iglesia, como regla infalible, asiente a todo lo que ella enseña. De lo contrario, si de las cosas que sostiene la Iglesia admite unas y en cambio otras las rechaza libremente, no da entonces su adhesión a la doctrina de la Iglesia como a regla infalible, sino a su propia voluntad. Por tanto, el hereje que pertinazmente rechaza un solo artículo no se halla dispuesto para seguir en su totalidad la doctrina de la Iglesia. Es, pues, manifiesto que el hereje que niega un solo artículo no tiene fe respecto a los otros, sino solamente opinión, según su propia voluntad» (STh II-II, 5,3).

Anónimo dijo...

significa eso mismo anónimo, una chalina gay...jaja

Juancho dijo...

Eck:
Tiene razon en lo de Castellani "entendiendo" a Lutero. Iba a escribir lo mismo.
Castellani, L. CRISTO VUELVE O NO VUELVE, Ed. Dictio, ps. 294-297.
Si lo googlean lo encuentran.
Juancho de Marmol (nieto de Luteranos).

Anónimo dijo...

Un aspecto a considerar. En los escasos 200 años de historia, los argentinos dimos a la humanidad exponentes muy significativos. Juan Domingo Cangallo, el Che Guevara de la Serna (Lynch), Diego Maradroga y Sir Francis Berg.
Falta la canonización de los Usureros Patagónicos junto al Gil del Gauchito y Pancho (Sierra).
Una camada de figuras para envidiar. Sólo superada por la extinta URSS en sus más éscasos 70.
Caras y Caretas, una saga de Bribones con muchas rachas.

Anónimo dijo...

Hasta que la Iglesia no sea abominada por los poderes del mundo moderno como "la organización más fundamentalista del globo", "terrorista internacional" y "miembro del eje del mal" no reviviremos los tiempos de las catacumbas y de los mártires, pero hete aquí que, tanto el jefe de esta "organización" que debería ser furiosamente odiada, como el estamento del cual surge y el cual nombra a este jefe, están en alianza con la subversión moderna. Con lo cual no se concibe por el momento cómo podría la legítima sucesión de Pedro pasar a la la más oprobiosa clandestinidad. Que, a no ser que por misericordia de Dios florezca una nueva Cristiandad antes del fin, es el lugar al que "entrarían" los modernos Newman y Knox.

Católico gibelino

Anónimo dijo...

Francisco...alias Yiyo Murano, alias, Alacràn Venenoso.

Anónimo dijo...



Somos lo que somos .....como la cerveza A...S....

Seminarista dijo...

Anónimo de las 9:43
Lo que dice podría ser válido quizá (suponiendo que el ritual que usan es válido, que lo desconoxco) para algunos obispos anglicanos y para los sacerdotes que por estos hubiesen ordenado (obviamente dejando fuera toda pseudosacerdotisa). Pero el problema aquí esá con los luteranos que creen en la presència de Cristo pero no en la presencia real (creen, en el mejor de los casos, que Cristo se añade al pan durante la celebración de la cena), no teniendo sacerdocio verdadero y no creyendo en él no consideran sacramento.
Podría haver dudas en algunas comunidades anglicanas (cosa que precisamente movería a no permitir comulgar en ellas, no sabiendo si se recibe el Cuerpo de Cristo o un trozo de pan), pero de ninguna manera en la luterana (donde un católico sólo puede afirmar que comen pan -por más que cuatro gatos "luteranos-tradis" crean que ahí tienen metido a Cristo-).

Anónimo dijo...

...y el siguiente sello conmemorativo del correo vaticano será el dedicado a Judas.


Anónimo dijo...

Estimado, la invalidez es por la liturgia y la intención. Eso no se salva ni con Mons. Cranmer en persona.

Por otro lado, la mayor parte del pseudoclero anglicano es masón. Por lo tanto tampoco podrían ser ordenados.

Aquellas ordenaciones son un mero acto blasfemo.

Kw

Anónimo dijo...

1. TESTIGO = MÁRTIR.

2. Los Metodistas en Villa del Parque, cuando no tienen "servicio", van a Misa en Santa Ana y ...¡COMULGAN!, desde hace años. ¿como mártires del Evangelio?

3. L.P.Q.L.P.

Estimados wanderers del camino que "se hace al andar": La Iglesia Católica, como tal, YA NO EXISTE, pues CADA PARROQUIA y CADA CAPILLA (del Consudec, etc.) es una PLURALIDAD, o mejor dicho, un SUPERMERCADO de IGLESIAS y de RELIGIONES (carismáticos,etc)..EL CISMA lo produjo el Vat.II con sus "testí....s" infectados de SINCRETISMO AHUMADO que entró por alguna apertura de piernas.

Rodrigo de Burgos.

Anónimo dijo...

ajá...me consta que los protestontos creen lo que dice el seminarista pues así me lo han manifestado en varias ocasiones, que la simple presencia de los fieles hace a la presencia de Cristo en el pan que ellos reparten y el novus desordoe lo hicieron para que se pareciera a esa forma de hacer aparecer a Cristo como por arte de magia asamblearia....

Denisovic dijo...

Estamos en el momento en que es más que aconsejable que vayamos buscándonos un refugio espiritual, porque la iglesia que está saliendo de Roma, YA NO DA PARA MAS.

Anónimo dijo...

Algunos comentaristas, como El Seminarista, deberían primero aprender a escribir antes de comentar. ¿Haver?

Jorge Mario Berg-Oglio

Anónimo dijo...

Existe un antecedente ratzingeriano de ‘communicatio in sacris’: la comunión que dió públicamente el Cardenal Ratzinger al protestante Roger de Taizé. Es cierto que hay quien sostiene que Roger era secretamente católico. Bien, si así hubiera sido, como los que vieron el acto no lo sabían, tendremos entonces no communicatio in sacris, sino a un Cardenal de la Iglesia provocando escándalo en los fieles de manera deliberada.
Comunión a Roger de Taizé

Seminarista dijo...

Jorge Mario Berg-Oglio, le doy la razón.

Mis disculpas por errores tipográficos, sencillamente son teclas colindantes (igual que veo que en otro lugar veo que he puesto una x en vez de una z, así como una tilde abierta -`- en vez de una cerrada -´-). Teniendo el corrector ortográfico del navegador en otro idioma, pasa desapercibido (en que, por ejemplo, "haver" es correcto), debo revisar antes de mandar.

Anónimo dijo...

Dice Wanderer "Habría, claro, una diferencia: ellos dejaron la iglesia de Inglaterra y entraron en la Iglesia católica. Nosotros, los católicos, no deberíamos dejar nada ni entrar en ninguna parte porque, de hecho, ya estamos dentro. En tal caso, quien dejaría la Iglesia católica sería el mismísimo Papa Franciscos".

Creo que no hace falta esperar a ningún nuevo despropósito, con los amores de Leticia ya ha dejado la Iglesia. Destruir en un par de folios el matrimonio cristiano, la confesión e incitar al sacrilegio en la comunión sólo está al alcance de los fenómenos.

Pero el tema que sigue al frente de la Iglesia y seguirá hasta que muera. Y en estos años puede dejar la Iglesia al nivel Amnistia Internacional.

Creo que las dubias no servirán para nada. Después de la corrección qué? Pues hacer como que no pasa nada, arrinconar a los cardenales y a otra cosa. Sinceramente, no veo a ningún Cardenal declarandole Hereje.

Capitan Ryder

Anónimo dijo...

Y por cierto, los amores de Leticia es un canto a la negación de la gracia.

Kasper lo dijo muy gráficamente en una entrevista,decía mas o menos así "pretender vivir en castidad la segunda unión es muy poco realista". Es decir, no creen en el poder de la gracia.

Capitan Ryder

William Nime dijo...

Capitan Rayder:

es que en parte tiene razón Kasper. Es muy difícil.
Y no sé si creen en el poder de la gracia o menos, pero la gracia supone la naturaleza y eso de FC 84 de vivir como hermanos, salvo para gente mayor, es una utopía.

Por lo menos asílo veo yo

Anónimo dijo...

Para el seminarista y los otros que dudan sobre la validez de la consagración eucarística de algunos grupos anglicanos, sepan –como seguramente Wanderer, como buen anglófilo, lo debe saber– que el papa León XIII en la bula APOSTOLICAE CURAE (1896) declaró que la sucesión apostólica ha sido cortada por los anglicanos
(https://w2.vatican.va/content/leo-xiii/la/apost_letters/documents/litterae-apostolicae-apostolicae-curae-13-septembris-1896.html)

Por tanto, LOS ANGLICANOS:
- No poseen más el Orden sagrado (y, además hace rato que cambiaron el rito de sus “ordenaciones”).
- No poseen más presencia real de Cristo en la consagración (por tanto, ningún católico podría ir a “comulgar” en ninguna comunidad anglicana).
- Sólo administran válidamente el sacramento del Bautismo y el del Matrimonio.

TW

Anónimo dijo...

Sr. Wanderer, un anticipo de la posible jugada de esta gente puede hallarlo en el “Informe de la Comisión Luterano-Católico Romana sobre la Unidad” preparado por la “Federación Luterana Mundial” y el “Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos” a los pocos meses de asumido Francisco en el 2013, donde se niega el dogma de la presencia real y substancial.
Se llama “Conmemoración Conjunta Luterano-Católico Romana de la Reforma en el 2017” y la encuentra en la mismísima página del Vaticano
(http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/lutheran-fed-docs/rc_pc_chrstuni_doc_2013_dal-conflitto-alla-comunione_sp.pdf).

Si tiene estómago puede leerla; allí se rechaza el término “transubstanciación” y no el término luterano de “impanación” o “consustanciación” (n. 154), y habla de memoria real (no presencia) del acontecimiento de la cruz en cada celebración (nn. 158-159) como doctrinas comunes para la unidad de los católicos y luteranos.

Si el papa diera ese paso, de hecho (aunque nunca de derecho porque no se entiende nada lo que quiere decir: a cada rato afirma y niega a la vez ¡Milagro conceptual!) negaría la verdad de fe en la presencia real y afirmaría la validez de las “eucaristías” luteranas, así como el mágico estado de gracia de los herejes que se acerquen a comulgar en las Misas (y por tanto, no haría falta confesarse para recibir el perdón, la gracia y la comunión). Por mencionar sólo algunas consecuencias rápidas que se me vienen a la mente.

Saludos.

TW

khispano atlántico dijo...

Post-conciliarmente hay muchas contradicciones, ilegalidades, anti-canonicismos. Como a FIdel Castro excomulgado alabarlo y hacerle misas, p.e.

Esto por ello ya no es la Iglesia. De factum y de Verdad. Cisma virtual, dirían algunos posesos digitales, como que nada.

Anónimo dijo...

https://fr.zenit.org/articles/oecumenisme-martin-luther-voulait-renouveler-leglise-non-la-diviser-souligne-le-pape/

Seminarista dijo...

Anónimo de las 23:11.

Que se rompió la succesión es algo claro. Pasa que los veterocatólicos (que se separaron tras el CVI) entraron en la comunión anglicana; estos estaban válidamente ordenados. Mi duda viene por si el ritual que entonces y ahora usan es válido (porque me suena -no estoy seguro- que el Book of Common Prayer lo modificaron, aunque ya se habían ordenado inválidamente obispos; además viene la invalidez del obispo Parker -y no tengo claro si con también con Cramner-). Si la oración del Book of Prayers que se ha usado estando los veterocatólicos en la comunión anglicana fuese válida (que no lo sé), habría parte del clero válidamente ordenado.

Anónimo dijo...




Pero estos mismos “principales dirigentes de la Iglesia” son el tema de nuestro estudio. A pesar de ello, nos apresuramos a repetir, una vez más, que no podemos afirmar que todos los clérigos que promueven estas prácticas modernas, como el ecumenismo, actúen conscientemente como enemigos de la Iglesia. El P. Frederick Faber, miembro del Oratorio e insigne sacerdote del siglo XIX, fue un verdadero profeta cuando, en un memorable sermón de Pentecostés de 1861, en Londres, dijo lo siguiente:

Debemos recordar que, si todos los hombres decididamente buenos estuviesen de un lado y los decididamente malos estuviesen del otro, nadie correría el riesgo, y mucho menos los elegidos, de ser engañado con falsas maravillas. Son los hombres buenos — buenos en el pasado y esperamos que continúen siendo buenos — quienes harán el trabajo del Anticristo y con eso, triste es decirlo, una vez más crucificarán al Señor (…) Tened en mente esta peculiaridad de los últimos tiempos: este engaño surgirá entre los hombres buenos, que se habrán pasado al lado contrario.10


http://www.devilsfinalbattle.com/span/ch7.htm

Anónimo dijo...

Algunos se hacían ordenar con los ortodoxos.

Anónimo dijo...

"se hacían ordenar con los ortodoxos"...
Con "los ortodoxos" truchos, como unos clérigos griegos que fueron contratados para llegar en un buque, y sin tocar tierra inglesa, para no exceder la "jurisdicción", "consagraron" y "ordenaron" en alta mar...