viernes, 20 de enero de 2017

Aus Deutschland

por El Anacoreta
Vivir en Alemania puede ser algo a la vez fabuloso e inquietante. Fabuloso, pues uno se topa con una sociedad única en el mundo por su rica y vasta cultura, plagada de muestras de una inmensa herencia sapiencial acumulada a través de siglos de Cristiandad. Fabuloso, pues hasta el distraído observador es testigo del intelecto agudamente privilegiado que el alemán promedio posee y disfruta, de la precisión de su idioma, de su inmensa estimación por lo artístico y de la inherente sobriedad varonil que la acompaña. En fin, es fabuloso porque existe algo profundamente místico, recóndito en éste pueblo, que lo hace ser el menos occidental de todos. Y desde mi llegada a estas tierras, muchos días pasé sin saber con qué epíteto caracterizar a un pueblo así, pues me parece que los nombres son necesarios como una puerta, como un dovelaje pétreo grabado a cincel, que sirve de señalizador para mejor perderse en esas realidades inasibles y arcanas. No es necesariamente que un nombre defina la realidad de una cosa, encerrándola en conceptos rígidos como el mundo moderno pretende, no; sino que justamente sirve como un introito para detenerse en lo inaprehensible de su hondón entitativo. Fue así que luego de un largo cavilar y buscar, me encontré casi como por accidente con un diccionario etimológico, que entre otras acepciones y orígenes, musitaba suavemente que tal anhelado epíteto se encontraba en el mismo gentilicio: “Deutsch: die ursprüngliche Bedeutung lautete auch „Stärke, Kraft“
“El pueblo fuerte” o más a secas aún “los fuertes”, fue una individualización siempre común para aquellos que habitaban desde los lindes del Palacio Carolingio de Aachen, hasta las tierras montañosas de Bayern. Probablemente, no cabe mejor y más completo apelativo para el Pueblo Alemán, que ese mismo: Los Fuertes. Una fortaleza, que lejos está de referirse a una cuestión meramente corporal, aunque bien sea el caso de los gigantes teutones. Tampoco tiene que ver con una fortaleza proveniente de la altanería y la verborragia, sino que al contrario es silenciosa y humilde, profundamente intelectual y contemplativa, sin alardes de grandes conquistas, pero capaz de las mayores imaginables. Es una fortaleza que surge como un exquisito corolario de una unión simbiótica entre la Magnanimidad y la Humildad, aunadas a una capacidad superlativa de abstracción de las propias pasiones, para ir al fondo de las cosas y desde allí emitir un acertadísimo juicio sobre la realidad. 
Esto lo testimonia la historia misma con un abundante y variopinto abanico de personajes, que han modelado el mundo en el devenir de los siglos. Soy de la opinión -por supuesto absolutamente subjetiva- que aun sin ser los alemanes los más notorios en cuanto a personalidad se trata, son el pueblo que más ha afectado el curso de la historia desde innumerables aspectos. ¿Es que alguien podría negar el talante, la sobriedad y grandeza de Alberto y Bruno de Colonia o de Hildegarda von Bingen, como silenciosos custodios de la ortodoxia pastoral y monástica? Allí se levantan, como piedras inamovibles, hieráticas y lacónicas, como todo buen hijo de alemán. ¿Alguien duda de la grandeza con la que la nación germana ha alumbrado, hijos tales como Grünewald, Durero, Holbein el Joven, o Friedrich? ¿O de la primacía de la interminable lista compositores teutones como Beethoven, Bach, Strauss, Wagner y un infinito etcétera? ¿Del aporte inmensurable de Gutenberg, Otto, Diesel, Berliner o Zeppelin, todos laudados inventores? Y para culminar una exposición casi de Perogrullo, ¿cómo negar la magna obra de Goethe, Schiller, los Grimm, Pieper y otros incontables tantos que han contribuido al pensamiento clásico desde la literatura, filosofía y metafísica? Y nuevamente, todos ellos plagados del mismo genio agudo, humilde, sereno y preciso, sin pompas que anuncien sus nombres, mientras pasan inadvertidos en el pensamiento colectivo.
Sin embargo, decía también al comienzo que vivir entre alemanes y conocerlos no sólo fascina, sino que también inquieta y asusta. Todo aquello que los hace tan profundos y racionales en sus juicios, toda esa enorme capacidad intelectual y volitiva que poseen, puede tornarse rápidamente en una caja de Pandora cuando es desatada para realizar el mal. El alemán, por su desapasionamiento y racionalidad, comprende más acabadamente de forma natural -que un latino llegado el caso-, la bondad o maldad de un acto dado y es menos susceptible de caer en acciones producto de una fruición explosiva de la pasión. Así, cuando un alemán se ha decidido por el mal, es implacablemente poderoso y eficiente. No sólo ha meditado y aceptado las consecuencias de su acto maligno, sino que también ha cavilado largamente el modo de perpetrarlo más eficientemente realizando el mayor daño posible. Cada vez que un alemán se inclina al mal o abdica en su tarea de ser el juez, defensor objetivo e impasible del Bien, las mayores calamidades en la historia toman lugar. Cada vez que su racionalismo se torna en utilitarismo mordaz, se siguen las peores consecuencias imaginables. Es que, así como destacan en la grandeza al perseguir el bien, también se distinguen abismalmente cuando se pervierten en el mal. Al fin y al cabo, corruptio optimi pessima.
Se levanta un Martin Luther y la Cristiandad queda seccionada y sometida al error y la herejía. Los landsknecht apoyan el movimiento de tropas de Carlos V, y se produce Il Sacco di Roma con toda su depravación y locura. ¿O que decir de la devastación irremediable producida al pensamiento cristiano clásico en todas sus aristas, generadas por Kant, Hegel, Rousseau (nacido y criado en Suiza, aunque considerado francés), Nitzsche und so weiter? ¿Cómo medir el ominoso y siniestro legado de un Marx -con todas las consecuencias que se impregnaron aún en la misma Iglesia-, o la perversión doctrinaria de un Freud, con sus complejos y fetiches perineales?
La lista de golpes mortales asestados por Alemania al Cristianismo es larga y compleja, por lo que dejo a quienes ostentan pericia en materia histórica que enumeren la lista taxativamente. Sin embargo, la claridad de la tesis se vuelve más diáfana: cada vez que un alemán se decide categóricamente por el mal o se abstiene en un cargo de poder de proteger el Bien, las consecuencias son sobradamente caóticas para la Cristiandad. Y nos encontramos frente a un panorama actual que claramente reproduce cuán actual y cierto es esto. Las miríadas de musulmanes sedientos de sangre ocupando el continente, trayendo muerte al grito de un ídolo, junto con la destrucción de los rezagos del pensamiento clásico europeo, ha de ser imputado sin lugar a dudas a Merkel y a su gobierno. El Brexit británico y la lenta pero clara desunión europea es una clara manifestación de las mismas políticas fundadas y sostenidas por Berlín, sin otro fin -no me queda duda que los alemanes así lo han planificado- que la completa aniquilación de la Cristiandad.
En la Iglesia, asistimos a una hora oscura como pocas en la historia, producida por la abdicación de Benedicto y el planeamiento de la Conferencia Episcopal Alemana. Un octogenario sacerdote de pueblo, ferviente celebrante de la liturgia tradicional y otrora alumno de Pieper, me dijo en una de nuestras tantas extensas charlas en medio de Glühwein y chispeantes llamas que despedía la maltratada chimenea de su centenario saloncito parroquial, que el misterio de iniquidad del cual estamos siendo testigos obligados, poco tiene que ver con el hecho de que Saruman sea argentino. “Atrás de todo están los obispos alemanes con su diabólica perversión pertinaz. El hecho que el Papa sea Argentino, es casi accidental. Necesitaban más bien un payaso que comenzara a desgastar más aun los cimientos ya roídos por la modernidad. Todo eso hasta que venga otro alemán a dar el golpe final”, me dijo con calma y casi como si se tratara de lo más evidente y sencillo. Y no es tampoco que esto sea tan difícil de contemplar en sucesos recientes como el Sínodo de la Familia, los Amores de Leticia y un gran e infinito etcétera. La insistencia herética de Kasper y compañía, la resistencia de los Müller y Schneider, y el silencio de Benedicto: los hilos parecen estar siempre en las manos de alemanes. Que los títeres arlequinescos sean hoy Bergoglio, Tucho y toda la sarta de personajes de la chusma, no pasa casi de ser un señuelo y preludio -por muy destructor que nos parezca- para la tormenta que se avecina. Mordor está hoy situado en Alemania y el Señor Oscuro prepara sus hordas para cuando sea la hora del asalto final. 
Difícil me es decir todo esto sin poseer un intenso dolor en mi alma. Primero porque como argentino que vive en el exterior, contemplando cómo nuestra Patria está cumpliendo un papel más bien nefasto en el misterio de la Historia de la Salvación. Además, por tener que ser identificado con Maradona, Messi y la cumbia al nombrar mis orígenes, antes que con la élite de almas grandes que nuestra nación le ha dado al mundo. Dolor en segundo lugar, porque he llegado a amar a este Deutsche Volk que me ha dado una patria pasajera. Tristeza también, por estar obligado a contemplar cómo los mejores dirigen las cosas a su destrucción. Angustia, por pronto tener que ver como un Papa celebra y convalida 500 años de herejía protestante. 
El octogenario sacerdote, decía al terminar la velada en la que casi entre susurros profetizaba, que el próximo Papa será nuevamente alemán. Convencidísimo está incluso de que será el mismo cardenal Reinhard Marx, quien según el prete, es la cabeza principal de todo el misterio de Iniquidad que ahora vivimos y a quien se lo ha protegido deliberadamente para que su imagen no se vea empapada por el barro inmundo de los que le allanan el camino al Anticristo. Mientras tanto sólo nos queda a nosotros esperar con ojos anhelantes, transidos ellos de Espera y regocijo de tanto mirar al Oriente, en aquél bendito velad y orad que aguarda al Señor de los Ejércitos que no demora y que triunfante entre nubes bajará a aplastarle la cabeza al demonio, sea éste alemán, argentino o vietnamita. Y eso otorga tranquilidad. 
Al fin y al cabo, Cristo ya ha vencido. 

 El Anacoreta

51 comentarios:

Andrea Greco y Fernando Álvarez dijo...

Gracias por esta reflexión sentida y bella, dolorosa y esperanzadora. Gracias

Walter E. Kurtz dijo...

Muy bien escrito, gracias Anacoreta.

No sé si coincido en la tesis ni en los ejemplos, pero me ha dado que pensar.

Von Kühnelt-Leddihn decía que el alemán (y él, como austríaco viejo, lo decía en sentido amplio, germánico diríamos hoy) tiene una vocación universal, una vocación imperial (pero no de cualquier Imperio, sino del Sacro Imperio fundado por Carlomagno), como vicario temporal de Cristo. Cuando corrompe esa vocación, ya sea como nacionalista (Kleindeutschland), ya como imperialista (Großdeutschland), es de temer.

Alberto Althaus dijo...

Quizás no se entienda bien el papel de la Iglesia alemana en la Iglesia católica si no se tienen en cuenta varias cosas: a) el papel de Alemania en el CVII que se puede escuchar en los videos del libro: "El Rin desemboca en el Tiber" o leer el libro gratis en Internet, b) si no se tiene en cuenta los fondos de los impuestos que los alemanes pagan por la religión que forma una parte considerable de los ingresos de la Iglesia Católica con el peso económico y político sobre la misma, c) que el proceso de la reforma protestante está unido a la masonería y a pensadores de religión judía que desarrollaron además las distintas ideologías: liberalismo, comunismo, socialismo, y que encarnan los antecedentes de la actual ideología global progresista, d) que el proceso del ecumenismo dentro de la Iglesia Católica para la unidad de los cristianos seguido de forma obsesiva ha llevado a una adulteración de la religión, una renuncia a defender la fe para posibilitar el diálogo con las otras religiones y a la apostasía...

Jose Rodriguez dijo...

Gracias Sr. Anacoreta. Por la agudeza y precision en sus escritos. Por la profundidad y claridad en sus muy atinadas reflexiones. El desarrollo de los acontecimientos como Ud. los describe es aterrador e inquietante, pero al final el reinado de Cristo vencera. Solo nos queda, como Ud. dice, esperar velando.

Anónimo dijo...

Es muy posible que pueda ser Reinhard Marx, nació en 1953 tiene más recorrido que Francisco que aunque parece que está muy bien tiene ochenta, estoy de acuerdo que Francisco es sólo un jesuita resentido con la cabeza llena de todo un poco, psicología, teología de la liberación, marxismo, ecologismo, libros de autoayuda y mucho resentimiento, ególatra, en fin pero no tienen una cabeza brillante.

El poeta dijo...

Querido amigo Anacoreta: se nota que distancia, soledad y reflexión -y no sé cuántas otras experiencias de riqueza- han agudizado sus miras, equilibrado sus juicios y hasta embellecido su forma literaria.
¡Fue un gusto leerlo!

Suyo,
el poeta.-


P/D: por favor, tráigale un recuerdo de los hermanos Grimm a mis hijos, que tanto aprecian sus cuentos de hadas.

Anónimo dijo...

El Brexit británico y la lenta pero clara desunión europea no es "una clara manifestación de las mismas políticas fundadas y sostenidas por Berlín" sino al revés, una reacción contra esas políticas.

Anónimo dijo...

Muy interesante la exposición que hace sobre la idiosincrasia alemana, pero permítame decirle que su análisis tiene más de análisis político que de intento de discernimiento de los signos de los tiempos.

Respecto a los intereses de la Iglesia en Alemania, no parece que sean los de llegar al poder en Roma, sino más bien impulsar una aproximación doctrinal a los protestantes que les permita hacer la unidad en su país, acogiéndose a la política de Bergoglio de incitar la dispersión y la autonomía doctrinal. Es posible que la Iglesia alemana, que constatamos actúa con criterios mercantilistas, tenga in mente “una opa” amistosa, después de la celebración conjunta del V Centenario luterano, que aumente su poder y su riqueza.

Coincido no obstante, en que el papa Argentino es tan sólo un instrumento de poderes e intereses ocultos. Pero también, hay que verlo como quien ha propiciado que emergiera finalmente la división latente que existía en la Iglesia.

En este sentido, hay que considerar la situación como de sanación de la Iglesia Católica, por la separación que se está produciendo entre Iglesia fiel al Evangelio y la rama podrida por el modernismo, aunque sea ésta la que ocupe el poder. Pero ya sabemos que la Iglesia de los últimos tiempos no será una Iglesia triunfante sino que seguirá a su Señor en su Cruz (CIC 675-677). Hay muchos elementos para discernir que hemos entrado en ellos y por tanto no cabe esperar una situación reversible de este pontificado en uno próximo.

Anónimo dijo...

El artículo es buenísimo. Con mucha clase ,nos ubica en la más cruda realidad.
Dentro de todo, se confirma que Jorge Mario es un pelele que es usado por las huestes del innombrable ,abusando de su egocentrismo y sus inmensas limitaciones intelectuales. Seguramente , dentro de no demasiado tiempo , renuncie o "lo" renuncien , sólo Dios sabe cómo.Se nos vienen tiempos difíciles ,aunque el partido tiene el resultado puesto : CRISTO VENCE !!! , el tema es poder llegar siendo fieles hasta el final.

Atahualpa Wilkinson ( medio guitarrero y nedio apertura )

Falstaff dijo...

Sorprende que en la relación que hace de los hijos perversos de Germania no aparezca Hitler.

Por otra parte, la descripción que hace de los alemanes respecto al Bien seguro que es fiel en determinados sectores sanos que aún perduran. Sin embargo, los europeos les tenemos por unos individuos radicalmente individualistas y bastante indiferentes a los problemas ajenos. En Alemania se respira corrección e inhumanidad casi a partes iguales

No sé qué ocurrirá en la elección del próximo Papa, si será el card. Marx el encargado de seguir la destrucción. Lo que sí parece es que a raíz de Amoris Laetitia la jerarquía alemana ya ha conseguido lo que quería: poder dar la Comunión a ese porcentaje tan alto de 'fieles' suyos que están divorciados vueltos a casar y no quieren dejar de comulgar y que estaban dejando de pagar el impuesto religioso. Así, los Obispos alemanes siguen haciendo caja.

Por otra parte, no acabo de entender si el texto afirma que Merkel busca destruir la unidad europea o sólo la Cristiandad como fundamento cultural. Desde luego, lo que jamás querría Merkel es finiquitar la Unión Europea, sino avanzar en ella mucho más. El Brexit y otros sucesos son, precisamente, reacciones a la tiranía de Bruselas y Alemania.

Dark Henry dijo...

Anacoreta
Muy bien expresado. Coincido con su visión. Solo un par de cosas:
1. Marx y Freud no eran alemanes. Por más que hayan nacido allí y tengan apellido nominalmente alemán. Su pensamiento y obra son ajenos a Alemania y a toda la cristiandad.
2. Alemania desde 1945 es un país ocupado, literalmente. La razón (culpa diría yo) por la cual el mundo post segunda guerra está como está (mal) no hay que cargarsela a Alemania.

Dark Henry dijo...

"Sorprende que en la relación que hace de los hijos perversos de Germania no aparezca Hitler."

No sorprende porque Hitler no era perverso.

Anónimo dijo...

Como la cosa siga así el próximo Papa va a ser miembro de la Cofradía del Gauchito Gil.

Maldito el varon que confía en el hombre (Verbum Dei)

Falstaff dijo...

Dark Henry, tengo verdadera curiosidad por saber como describiría Vd. a Hitler.

Raúl Benjamín dijo...

Planck, Koch, Born, Heisenberg, Fahrenheit, Einstein, Hertz, Riemann, Gauss, Humboldt. A los que estudiamos ingeniería nos parece que le faltaron nombres.
Algo había comentado acá acerca de Alemania y su papel en la historia de la salvación, y que es casi extraño que no aparezca en las Sagradas Escrituras como un referente en los tiempos del fin.
Yo no le quitaría nada a su análisis; me quedo con él a la espera del desenlace; pensaba como próximo Papa en Kasper

Anónimo dijo...

Anónimo Dark Henry dijo...
Anacoreta
Muy bien expresado. Coincido con su visión. Solo un par de cosas:
1. Marx y Freud no eran alemanes. Por más que hayan nacido allí y tengan apellido nominalmente alemán. Su pensamiento y obra son ajenos a Alemania y a toda la cristiandad.


Aunque a los fachos locales no les guste, Marx y Freud eran quintaesencialmente alemanes. A menos que sus maestros Hegel, Feuerbach, Bauer, Ruge, Stirner, etc. en un caso, Brentano, Brücke, Claus, Meynert, Nietzsche, Breuer, etc. en el otro, no lo hayan sido. Hasta el fundador del sionismo Herzl era esencialmente alemán.

Si lo dice por ser de origen judío, hay que reconocer que ni siquiera los nazis se creían su "versito" racial. Recomiendo leer lo que ellos mismos decían del "mulato" Beethoven.


El Anacoreta dijo...

Dark Henry,

En respuesta a su primer punto, relea las biografías de Marx y de Freud. En el caso de Marx la respuesta es concluyente ya que nació y se crió en Trier, comenzó sus estudios de Derecho en Bonn, sus malas notas lo hicieron pasar por la Universidad de Berlín, pero se doctoró finalmente en Thüringen. Vivió en Colonia hasta los 25 años, siendo muy influenciado por la escuela hegeliana. El caso de Freud es un tanto distinto ya que no nació en Alemania, sino en Freiberg in Mähren, antiguo Imperio Austríaco. Sin embargo su forma mentis, sus principales influencias e ideas, y el mayor apoyo a sus desvaríos provino de ni más ni menos que la Escuela de Frankfurt! Su forma mentis es esencialmente germana. Luego de que la obra de ambos pertezca a la Cristiandad, no sé dónde lo ha leído.

El segundo punto tampoco pertenece a la tesis del escrito. Más bien, la misma intenta elevarse por encima de los hitos históricos y ver esa Allgemeine Neigung que ha hecho mella en la historia.

Atte.
El Anacoreta

Anónimo dijo...



Somos todos Godos y Francos ......

Man dijo...

la probabilidad de que el cardenal marx sea papa es mas bien nula, teniendo en cuenta lo siguiente;

-su manifiesta e insistente defensa de la comunión a los adúlteros y de las relaciones homosexuales, y eso de por si le generaría prevención y rechazo en la mayor parte del colegio cardenalicio (que es todavía de tendencia conservadora) al momento de escoger al próximo papa en el futuro cónclave.

-el desastre eclesial de la iglesia alemana pesaría mucho en contra de marx, ya que el ha sido y es la cabeza de dicho desastre. un ejemplo de ese desastre es la herejía dominante entre sacerdotes y obispos, la casi nula asistencia a las misas que ha obligado a muchas diócesis alemanas a vender cientos de templos al año, la carencia de vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa, la escasa vida sacramental, el abandono de casi 200 mil católicos alemanes de la iglesia al año, y el escandoloso kirchereuster o impuesto eclesial que en la practica es simonía pura y dura

Anónimo dijo...

No se puede citar a Hitler entre los hijos perversos de Alemania porque era hijo perverso de Austria. Nació en Braunau am Inn, una ciudad situada a 60 km al norte de Salzburgo.

Alberto Althaus dijo...

A Anónimo 15:26 no ofenda a Dark Henry por señalar, este último, la influencia de la religión judía en el pensamiento modernista, la religión judía genera una forma de filosofar y de hacer ciencia diferente a la filosofía católica y a la influencia del catolicismo en las ciencias, en la cultura y en la sociedad. No creo que ningún judío niegue que Freud y Marx lo fueron, eso sí sería contrario a sus creencias, allí el que se equivoca es Ud. No solamente se trata de la religión judía influyendo a través de Marx o Freud en la sociedad sino que la masonería y el protestantismo han influido en la conformación de ideologías y de culturas, la cultura moderna no es católica, tampoco es cristiana, la desarrollaron pensadores en su mayoría protestantes, masones y judíos y fue lentamente derivando en el relativismo cultural, el progresismo global y en un ateísmo anónimo.

Dark Henry dijo...

Que hayan mamado de la cultura y el metodo integral alemán no los hace alemanes.
Freud no solo era un degenerado sino también un vende humo. Ese tipo de criaturas disolventes y maliciosas las produce otra tribu, no la teutona.
Lo mismo que los degenerados anti-logos de la escuela de Frankurt (Adorno, Marcuse et al) eran tan alemanes como yo japonés. Decir lo contrario es deshonesto.

Anónimo dijo...

El escudo que ilustra la nota es el de la Orden Teutónica. Cuyo Gran Maestre Albert -de la Casa Hohenzollern- se convirtió al luteranismo, secularizó la Orden, fundó con sus territorios el Ducado de Prusia, y lo convirtió en el primer estado oficialmente luterano del mundo. Estado que, con el paso del tiempo, terminaría unificando una Alemania que excluiría a la católica Austria. Y que bajo Bismark llevaría a cabo un brutal ataque contra el catolicismo, el Kulturkampf (que en 1878 tendrá a 1.800 sacerdotes católicos exiliados o en la cárcel).
Así que, si con ese escudo se quiso ilustrar la capacidad alemana para dañar a la Iglesia Católica, se acertó.

khispano atlántico dijo...

Que Freud y Marx comieran de esos alemanes no quiere decir que ellos judios fueran alemanes de esencia y materia, no lo eran, aunque vivieron alli en ese medio mundanizante humanisto. Es probable que el anticristo sea un alemán...

Anónimo dijo...

A mi tb me ha sorprendido que no apareciera Hitler en la lista.

Falstaff dijo...

Anónimo de las 17:25; no he dicho que Hitler fuera alemán sino germano. Y su labor perversa la desarrollo por, en y para Alemania. De hecho, no se entiende a Hitler sin Hegel.

Anónimo dijo...


El artículo me pareció cargado de gran subjetivismo.

No sé por qué, pero siempre me cayeron muy mal las generalizaciones

sobre patrias y naciones..... tanto más en la era de la globalización.

Anónimo dijo...


Amigo Wander....antes figuraba entre sus blogs favoritos

el sitio www.catapulta.com.ar

Por qué ya no ?

Anónimo dijo...

khispano,
si los judíos, luego de vivir mil años en Alemania no habían logrado germanizarse, me pregunto cuántos siglos deberán pasar para que los descendientes de los foristas de la Argentina puedan ser considerados auténticos argentinos.

Anónimo dijo...

Señor Man: es cierto lo que Ud. del Obispo Marx. Pero piense que Beegoglio fue elegido después de dejar una diócesis como la de Buenos Aires en estado similar: disminución de asistencia a Misa, caída en el número de vocaciones, secularización del clero, desmantelamiento del pensamiento católico en el Seminario y en la Universidad Católica... Cambiando se tema... Me llama la atención que no se mencione a Hitler ni al nacionalsocialismo: ni como bueno, ni como malo, ni como algo que "pasó"... Un tema muy tabú para los alemanes...

Wanderer dijo...

Agregado el blog Catapulta.
En algún momento del año pasado, desaparecieron todos los favoritos. Tuve que reconstruir la lista de memoria. Algunos se me escaparon. Si alguno recuerda otro desaparecido, que me avise. Yo trataré, junto a Hebe de Bonafini, de hacerlo aparecer.

Anónimo dijo...

No se olvide de Mundabor
RIA

Anónimo dijo...


El blog de Fray Gerundio de Tormes

https://fraygerundiodetormes.wordpress.com/

Anónimo dijo...

Estuvo o no el de "fray gerundio"...

Anónimo dijo...

https://secretummeummihi.blogspot.com.ar/
Los corderos, no se deberían tusar mas, porque padecen el frío...LS, lo permite?

Anónimo dijo...

El blog de mundabor creo que igual falta.....

Anónimo dijo...

Wander le envío chistes de jesuitas para que utilice según la ocasión, sds

EL BARBERO
Un franciscano se va a cortar el cabello y le pregunta al barbero cuánto le debe. El barbero dice que él nunca le cobra clero. El franciscano le da gracias y vuelve a su casa. A la mañana siguiente, el barbero encuentra en su puerta una canasta llena de pan fresco de la panadería franciscana.

Un agustino obtiene su pelo cortado con el mismo barbero. El barbero también le dice que él nunca cobra clero. Así, al día siguiente el barbero encuentra en su puerta una buena botella del mejor vino de la bodega de los agustinos.

Finalmente, un jesuita obtiene su corte de pelo, y el barbero dice otra vez que él nunca cobra clero. Al día siguiente, el barbero encuentra en su puerta a 12 jesuitas más esperando un corte gratis.

EL MASERATI
Una familia argentina, residente en Italia, va a buscar a los franciscanos para pedirles un favor.

– Hermanos, estamos participando en un concurso para ganar un Maserati. ¿Podrían ofrecer una novena por nosotros, por favor?
– Claro, pero ¿qué es un Maserati?
– Es un auto de lujo, hermano.
– ¡De ninguna manera! ¡Los franciscanos no rezamos novenas por cosas tan superficiales!

Entonces van donde los jesuitas.

– Hermanos, estamos participando en un concurso para ganar un Maserati. ¿Podrían ofrecer una novena por nosotros, por favor?
– ¡Un Maserati! ¡Claro, tremenda máquina! Nosotros tenemos uno. Pero… ¿qué es una novena?

DOMINICO VS JESUITA
Estos eran un dominico pelirrojo y un jesuita; ambos se llevaban muy mal. En un momento de picardía, el jesuita suelta la bomba:

– “Rubicundus erat Iudas” (Judas era el pelirrojo).

Y el dominico responde:

– “Sed erat societatis Iesu” (y de la Compañía de Jesús).

¿EN QUÉ SE PARECEN…?
– ¿En que se parecen los jesuitas a los dominicos?

– En que ambos fueron fundados para luchar contra los herejes: los dominicos contra los albigenses y los jesuitas contra los protestantes.

– ¿Y en qué se diferencian?

– Bueno… ¿has conocido a albigenses últimamente?

ESTE ES UN POCO OFENSIVO
Un jesuita discutía con un dominico. El dominico afirmaba que podría improvisar un sermón a partir de cualquier tema que le propongan.

– Lo veremos – dijo el jesuita.

Así que acordaron que al día siguiente el dominico improvisaría un sermón en el colegio jesuita a partir de un tema puesto en un sobre sobre el púlpito. Así fue, y al abrir el sobre el dominico leyó “Pensamientos de los Reyes Magos”. Sin dudarlo un segundo, el dominico comenzó diciendo:

– Los Reyes Magos llegaron al pesebre a adorar a Jesús. Al ver a María y a José pensaron “así que esta es la Familia de Jesús”. Luego vieron también al burro y al buey, y pensaron “así que esta es la compañía de Jesús”.

EL VOTO DE OBEDIENCIA
En cierta ocasión le preguntaron a un jesuita: “¿No les resulta muy difícil vivir el voto de obediencia?

El jesuita contestó: “En absoluto. Antes de mandarnos algo, el superior se reúne con nosotros y, tras una larga conversación, descubre qué es lo que queremos hacer. Entonces, solemnemente, nos lo manda”.

El interlocutor, extrañado, preguntó: “Pero, ¿entonces qué pasa con aquellos que no saben lo que quieren?”

El jesuita, sonriendo, respondió: “Muy fácil. A esos los nombramos superiores”.

EL MAFIOSO
Resulta que murió un mafioso y su hermano quería que en su funeral se hablara bien de él. Al no encontrar cura que quisiera mentir terminó donde un jesuita y le dijo: “Padre, le daré a Ud. doscientos mil dólares si le dice a gente que mi hermano era un santo.

Pues, la parroquia era pobre como la Sagrada Familia y el jesuita no quería perder la oportunidad. Toda la noche pensaba, “¿Qué voy a hacer? El mafioso era un diablo, pero su hermano me dará $200,000 si digo que era un santo”.

El próximo día, después de leer el evangelio, el jesuita bajó al ataúd y dijo: “Este hombre robó millones de dólares, mató a personas inocentes, engañó a su señora, defraudó al gobierno y jamás pagó sus impuestos. Sin embargo… en comparación con su hermano aquí, ¡este hombre era un santo!”.

Joel dijo...

Pero no será Marx el papa-obispo del báculo como manguera de gasolinero incendiario.
Será el filipino Tagle para la declaración de la instauración oficial de la iglesia de iglesia promiscuas y permisivas como fenómeno cultural antropológico incluidas en la Unesco.
La aberración de la desolación.

Anónimo dijo...

Ligero off-topic: extensa entrevista al Papa Francisco, aparecida hoy en el diario El País, de España:
Entrevista al Papa Francisco

Don Diego dijo...

Entrevista a Francisco en el diario El País de España (http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/21/actualidad/1485022162_846725.html). Un compendio de lugares comunes, típico de Bergoglio.

Anónimo dijo...

Wanderer:
También falta el italiano "Messainlatino".

Vito Corleone

Jorge Rodriguez dijo...

Si se convierten, el clero y detrás de ellos el pueblo que se dice católico, entonces van a tener un buen Papa. Si no se convierten, no van a tener un Papa sino un lobo disfrazado.

Jordi dijo...

"Difícil me es decir todo esto sin poseer un intenso dolor en mi alma" Lo entiendo porque siento lo mismo cuando refiero mis pensamientos al curso que están tomando los acontecimientos. No añadiré más, lo ha dicho usted todo y me parece de una claridad meridiana, si acaso, aplaudir esa referencia a Saruman como lacayo de Sauron, lugarteniente del Mal, Melkor. Dentro del pensamiento europeo, Alemania ha sido la cuna de las grandes construcciones abstractas, ya sean ideas ya sea música. Pero las ideas, ese ente abstracto al que demasiados minusvaloran como génesis de las posteriores concreciones en la historia (los hechos), vienen teñidas por el hedor del Anticristo profetizado. Y sí, Bergoglio es un peón. Un peón del mal.

Ayer se publico en uno de los principales periódicos españoles una entrevista a Bergoglio, dejo el link:


http://internacional.elpais.com/internacional/2017/01/21/actualidad/1485022162_846725.html

Oremos, Jesús ya venció, cierto. ¡Pero qué negro es el trecho final del camino!

Falstaff dijo...

La entrevista de Francisco en El País resulta interesante porque magnánimamente asciende al tradicionalismo de peinillo amargo a fundamentalismo, pero con buena gente:

"En lo que más insisto es en la vecindad, en la cercanía. Y es bien recibido por lo general. Siempre hay grupos un poco más fundamentalistas, en todos los países, en Argentina los hay. Son grupos pequeños, yo los respeto, son gente buena que prefiere vivir así su religión."

Eso sí, según dice, parece que quienes respetamos la Tradición vivimos una religión diferente a la de la iglesia. A que nos acaba excomulgando....

Luis Alvarez Primo dijo...

El Dr E. Michael Jones en su "De Nostra Aetate a Dones. El diálogo católico judío: una experiencia fallida", hace un juego con la palabra gifts ( dones en inglés) sugiriendo se la debería haber usado en singular a fin de enlazar su significado en alemán ( tóxico) con la naturaleza de la declaracion de marras y la nacionalidad de su autor principal, el cardenal Reinhard Marx, uno de los ocho elegidos por Francisco para ayudarlo en el gobierno y la reforma de la curia. Junto con el Cardenal Kasper, Marx impulsó un cambio herético de paradigma durante el Sínodo de la Familia, luego plasmado en Amoris Laeticia. Su frivolidad doctrinal le valió una severa admonición el 7 de marzo de 2015 por parte del cardenal Joseph Cordes, ex presidente de la obra papal Cor Unum

The international Péronist dijo...

Estimado Wander,
Muy buen post. Pero es difícil encontrarle méritos a los germanos. Es el anti Austria. Nos causan admiración por su capacidad de trabajo, rigurosidad y aplicación en la producción de tecnología. Qué mejor que un producto alemán.

Pero Prusia es parte de la facción protestante que gobierna el mundo, y co-responsable del mundo que tenemos. Benedicto? Benedicto es Baviera y por lo tanto Austria. Bien claro quedó en 2011 que Alemania no está dispuesta a tolerar el surgimiento de un líder nacional Bávaro y, por lo tanto, representante del verdadero conservadurismo centroeuropeo, ese que resistió a Bismarck y no votó a Hitler. Y que nos dio un Benedicto.

EN efecto, con el lapidamiento de Karl Theodor zu Guttenberg, extraordinario político de la CSU que alcanzó un gran prestigio a nivel nacional, se comprobó que los alemanes pueden ser políticamente preferibles a Asia, como lo puede ser Estados Unidos.Pero no darán al mundo un humanismo, porque eliminarán todo movimiento que se dirija a sacar a la sociedad del materialismo craso.

Zu Guttenberg fue atacado desde dentro de su propia coalición, sobre todo desde el partido de Merkel, la CDU totalmente dispuesta a evitar que Zu Guttenberg se trasnformara en el sucesor de Ángela.

Les recomiendo los videos de Zu Guttemberg en el parlamento alemán. Podrán ver allí un noble de raza haciendo pedazos la mediacridad de los advenedizos del sistema político actual.

Saludos

Walter E. Kurtz dijo...

Estimado Int'l Peronist:

¡¿Justo Ud. va a decir que "es Baviera y por lo tanto Austria"?! Histórica y geográficamente es una barbaridad. Ni un austríaco ni un bávaro afirmarían semejante cosa.

Por otro lado, es un error separar Austria de Alemania. La Austria moderna (post 1918), el Estado Austríaco, es la Deutschösterreich histórica. La Alemania moderna (post 1870) es la Kleindeutschland ocupada por los Prusianos (eslavos germanoparlantes), excluyendo a Austria (para evitar la restauración del Sacro Imperio) y por virtud de la miopía extrema de Baviera (siempre --al menos desde el siglo XIV y sobre todo en la Edad Moderna-- adversa a todo lo que Austria significase).

Pero hoy por hoy, aunque Baviera no puede liderar el CSU/CDU por el resquemor protestante (los líderes políticos católicos post-1945 han surgido en su mayoría de Renania), económicamente Baviera es la locomotora alemana. Más allá de algunas cuestiones idiosincráticas, hoy en 2017, no hay diferencias notables entre los bávaros (urbanos, si se quiere) y los demás alemanes. Es más, como Baviera tiene un muy buen pasar económico, diría que --desde el punto de vista moral-- anda peor.



Anónimo dijo...

Señor del 23/1/2017: a pesar de todo los Luteranos ortodoxos, al igual que los Anglicanos
de la Papisa Isabel de hoy, han conservado bellezas liturgicas y canto sacro y respeto RITUAL que LA IGLESIA DEL VAT.II con su "reforma" HA ABANDONADO hasta la chabacanización de la misma reforma. Así que NO miremos TANTO en esa paja, fijándonos en LA VIGA que estamos aceptando COBARDEMENTE.

The International Péronist dijo...

Sehr Geherter Herr Kurtz,

Bueno, si le parece puede retribuirme un poco la autoridad que me reconoce sobre el mapa. El Danubio es poderoso, y también lo fueron los jesuitas que formaron la mentalidad moderna del centro de Europa. Todo el interior del continente fue de habla alemana, incluyendo la totalidad de los territorios de los actuales estados de los pueblos eslavos.

Sin duda Baviera es un relicto de la renuencia a la unidad que siempre sufrió esta Europa central. Los muchachos son cabezones. Pero a fuerza de la historia en común comparten rasgos culturales y, es obvio, espirituales, con su entorno. Y los comparte hoy con Austria más que con nadie. Más que con Prusia, ciertamente. Baviera cae dos veces casi sin quererlo en la unidad con cabeza en Berlín. En el siglo XIX la opción de ir con Berlín les significó poder negociar, sólo inicialmente, natürlich, ventajas que Austria no necesitaba ofrecerles.

Luego de la segunda guerra, no les quedó opción. Incluso debe tenerse en cuenta que nunca suscribieron formalmente su integración en la federación alemana.

Esa Alemania a la que se refiere el post es la del norte, Prusiana, inmanente, con o sin enclaves católicos. Es la que ya hace doscientos años con Beethoven necesita declarar en una sinfonía su deseo de que en algún lado debe habitar un Dios amoroso. Nunca una manifestación tan artística de retroceso de la fe hubiera salido de Baviera. Nunca en Múnich hubiera podido tener lugar la escena imborrable, no sé si por bizarra o por frívola, de un presidente estadounidense aclamado por doscientas mil personas. Erinnet euch an 2009!

Alemania siempre es como Brasil, una eterna promesa incumplida. No manejaron la política en el pasado y le cayeron encima dos guerras. No la manejaron ahora y están soportando un feroz ataque musulmán. Una lástima. Y Usted sabe Kurtz del aprecio que les tengo a los germanos.

Ahora, eso sí; en Deutschland no hay siquiera un rastro de peronismo.

Beste Grüβe

Anónimo dijo...

El OSSERVATORE ROMANO que se edita en este campamento con gente arriba que es la Argentina, lo dirige UN PROTESTANTE.

¡TOMÁ!

Et vive l'ecoumenisme!

Anónimo dijo...

El alemán es primero que nada y por sobre todo UNA PERSONA INTERESADA EN EL DINERO, esa es su ley primera y luego trabaja mucho y sin piedad. Provocaron dos grerras mundiales y van ya haciendo meritos para la tercera. Nietzche paso los últimos años de su vida comiendo sus propios excrementos, tal vez sea algo premonitorio y simbholico. Juan Huss presidio a Lutero y TODO FUE POR DINERO, HAY QUE ADMITIRLO.
Alejandro Vega